Es un tiempo para explorar el alma en EE.UU. Este aniversario nos trae un recuerdo de:

  • Un recuerdo del pecado.
  • Un recuerdo de un mundo que gime (Romanos 8:19-23).
  • Un recuerdo de que la muerte es universal.
  • Un recuerdo de que esta nación necesita a Dios.

La mayoría de la gente puede ver esas cosas, pero todavía no pueden explicar porque Dios permite tal sufrimiento y muerte. Tristemente, aquellos que enseñan que el mundo tiene millones de años tampoco tienen respuestas reales. Por creer en millones de años, han hecho de la muerte parte permanente de este mundo.

Las estadísticas parecen reforzar esta vista pesimista. Más de 3,000 personas se presumen muertas como resultados de los ataques terroristas del 11 de Septiembre. En ese mismo día- y cada día después el mundo ha visto:

  • 126,000 niños asesinados por abortos (3,600 mueren diariamente solo en los Estados Unidos.)
  • 24,000 personas mueren de hambre.
  • 6,020 niños mueren de enfermedades diarreicas.
  • Más aun, en solo seis años, el mundo ha observado:
  • Cerca de 52 millones de personas mueren de hambre previsible.
  • Aproximadamente 25,000 personas mueren de actos terroristas.

Estas estadísticas no son para minimizar el significado del 11 de Septiembre. Estos sólo fomentan los recuerdos del sufrimiento que familias llevan calladamente cada día, en cada rincón de la Tierra. Todos eventualmente se enfrentarán cara a cara con su mortalidad.
Afortunadamente, el Libro de Génesis tiene respuestas para el sufrimiento- respuestas reales. Todas esas sombrías estadísticas tienen sentido si aceptas la ‘historia de pesar’de la Biblia, la cual comienza con la caída de Adán en Génesis, y termina con el Juicio Final en Apocalipsis. Para los Cristianos creyentes, Septiembre 11 es un sombrío recuerdo que el mundo fue una vez perfecto, pero la rebelión de Adán introdujo un ‘enemigo’ en la creación – la muerte (1 Corintios 15:26).

La Biblia hace más que explicar la muerte y el sufrimiento, también nos da esperanza. Respuestas en Génesis posteó un comentario el día de los ataques terroristas para explicar esta esperanza (Vea Terroristas y la muerte). Si creemos en el conteo Bíblico de una creación perfecta y un Salvador sin pecado, entonces podemos ver a Septiembre 11 como un recuerdo de esperanza.

  • Un recuerdo de que Dios es soberano: Él permite que las tragedias nos despierten.
  • Un recuerdo de nuestra propia necesidad de salvación.
  • Un recuerdo del amor de Cristo en venir a este mundo a morir por nosotros.
  • Un recuerdo de que Uno quién conquistó la muerte tiene el máximo poder para salvarnos.

Así que no toda la historia es sombría. Dios está en control, y Él puede usar el sufrimiento para llevar acabo el bien. Desde Septiembre 11, historias de heroísmo y fe han sido vasos frescos de agua. Muchos miles de Cristianos se han dedicado a llevar el Evangelio con celo renovado, y mucha gente se ha regresado a Dios para ser salvos. En una entrevista con Ken Ham (Genesis at Ground Zero, Génesis en la Zona Cero), un oficial de la policía de New York llamado Ralph DiCosimo dio un testimonio conmovedor de como su conocimiento de la historia de la Biblia le permitió socorrer las almas que buscaba. Inmediatamente después de la tragedia, Respuestas en Génesis tuvo el privilegio de donar diez mil folletos ¿Realmente hay un Dios?, a las iglesias en Ground Zero (Zona Cero) , las cuales usaron los folletos para dar respuestas sólidas a la gente lastimada. (Vea ‘AiG’s ‘relief effort’ to New York City!’, Esfuerzo de Ayuda para New York City).

Como otros ministerios Cristianos, nosotros en Respuestas en Génesis, hemos tratado de hacer todo lo que puede para ayudar. Como consecuencia de esta tragedia, por ejemplo, se ha producido un Nuevo folleto de testificación ¿Porqué hay muerte y sufrimiento? Pronto después de la tragedia Ken Ham y el Dr. Carl Wieland también escribieron un libro único dirigido a individuos quienes están sufriendo. El libro llamado Walking through the Shadows (Caminando por las sombras: Encontrando Esperanza en un mundo de dolor), detalla como las tragedias personales de dos hombres- un devastador accidente de carro y la muerte de un hermano en una enfermedad cerebral incurable – muestra como Dios puede dar esperanza real en medio del dolor y sufrimiento.

Nos unimos a otros que oran para que surja mucho bien de los eventos trágicos del 11 de Septiembre, especialmente que como Cristianos usemos esta oportunidad para llevar el Evangelio, basado en la historia verdadera de la Palabra de Dios. Hemos escuchado de muchas oportunidades de creyentes que compartieron en las ceremonias de conmemoración, tales como Ed Adkins, un capellán en New York, quién recientemente nos escribió: “Soy uno de los trabajadores llamados a la Zona Cero (Ground Zero) para la ceremonia de aniversario del miércoles 11 de septiembre. Si se presentan las oportunidades estoy preparado con un mensaje de esperanza. Por favor oren por mí.”

Septiembre 11 es un solemne recordatorio acerca de nuestra necesidad de orar los unos por los otros en nuestros esfuerzos para dar respuestas reales a una nación angustiada. Oramos para que los Cristianos continúen compartiendo la verdad acerca de porqué hay dolor, muerte y sufrimiento- y como los pecadores pueden encontrar esperanza en medio de un mundo agobiado.