Un movimiento interesante en relación con el debate creación versus evolución ha recibido especial atención por parte de la prensa secular y cristiana (ejemplo, revista World [‘Mundo’], 26 de Febrero).

El movimiento llamado ‘Diseño Inteligente’, está dirigido por académicos que sostienen que el diseño de los sistemas vivos — e incluso el de los elementos no vivos del universo — señala hacia un Diseñador. Mientras que estos defensores del ‘diseño inteligente’ han tenido éxito retando a la teoría de la evolución, y pueden de hecho estar haciendo algunos progresos en el mundo académico secular, nosotros no estamos seguros de cuán efectivo será este movimiento a largo plazo en lo que respecta a cambiar los corazones de las personas o de hecho en restaurar los fundamentos de nuestra cultura decadente.

Dado que la mayoría de los líderes del movimiento del diseño inteligente no son científicos e investigadores completamente creyentes en la Biblia, su principal motivación no es convencer a la gente de que la Biblia es completamente cierta desde su primer versículo, incluyendo el mensaje del evangelio. Por otro lado, aunque es difícil juzgar las motivaciones de cada uno, no hay mucha evidencia de que estos académicos bien intencionados estén usando sus habilidades para dirigir a las personas al aspecto más importante de quién es el Creador del universo: que es Jesucristo, El Salvador. Respecto a la eternidad, ¿en qué se beneficia realmente una persona si acepta que hay un Creador, pero no reconoce que Él es ante todo Cristo el Redentor (Colosenses capítulo 1) ?

Conociendo el corazón pecaminoso del hombre, nosotros creemos que es incluso posible que la próxima generación de científicos pueda llegar a creer en algún tipo de abstracta inteligencia diseñadora de la Nueva Era que ha estado manipulando el DNA a lo largo de miles de millones de años — siempre y cuando esta ‘inteligencia’ no sea el Dios de la Biblia, el cual no es solamente Salvador, sino también Juez.

En Respuestas en Génesis, nuestro compromiso es difundir las verdades y la exactitud de la Biblia — empezando por el Génesis, donde se encuentra la lógica fundamental para todo el resto de la doctrina cristiana — con la esperanza que la gente irá más allá de un mero reconocimiento de que hay un Creador (casi el 90 % de los Estadounidenses lo creen de todos modos, pero la mayoría no son nacidos de nuevo como la Biblia describiría).

Respuestas en Génesis, hace algo así como cuatro años, se vio frente a una situación que puede ayudar a ilustrar este punto. Conferencistas de REG fueron invitados a hablar en un país musulmán sobre la creación, pero se les pusieron una serie de restricciones sobre lo que podrían decir.

No podrían exponer la doctrina bíblica — especialmente el mensaje del evangelio — en ninguna de la charla, y se les pidió hablar solamente sobre los aspectos científicos de la controversia creación/evolución.

Aunque habría sido un público atento (la mayoría de los Musulmanes ortodoxos creen en la creación), nosotros de todos modos declinamos su amable invitación.

Esto ejemplifica que nuestro propósito como ministerio no es solamente convencer a la gente que hay un Creador, sino que Él es mucho más que eso — que el Creador es Cristo, y que Él es el único camino para ser salvos.

Además, si nosotros fuéramos simplemente a compartir con los musulmanes que su punto de vista de los orígenes es correcto, seguramente ello solidificaría su creencia en las enseñanzas del Islam, y en consecuencia estarían menos abiertos al mensaje del evangelio.

En la revista World del 26 de Febrero, cuatro prominentes académicos del "diseño inteligente" figuraron en la lista.

1. Phillip Johnson, un profesor de derecho de la Universidad de California, Berkeley (EE.UU.), es el autor del excelente libro Darwin on Trial [‘Juzgando a Darwin’ o ‘Darwin en Juicio’].

Dentro de pocas semanas, su nuevo libro The Wedge of Truth [‘La Cuña de la Verdad’ o ‘Darwin en Juicio’] — el cual examina las cuestiones fundamentales que el piensa que la gente debería debatir en el debate creación / evolución — saldrá a la venta.

El Sr. Johnson no parece, tomar el Génesis tal y como está escrito; de hecho, el se distanció las enseñanzas de REG de que los dinosaurios y el hombre vivieron juntos cuando apareció en el programa Firing Line de la PBS-TV hace 3 años.

2. El Dr. Michael Behe, autor de Darwin’s Black Box [‘La Caja Negra de Darwin’], ha demostrado que las células vivas son ‘irreduciblemente complejas’

Eso significa simplemente que para que una estructura funcione, todas sus partes deben estar ya presentes.

Los lentos cambios propuestos por la evolución no podrían formar células vivas complejas, argumenta el Dr. Behe.

Como católico romano, el Dr. Behe nos ha dicho que él no tiene problema con la idea de que todos los organismos, incluyendo el hombre, descienden de un antecesor común a lo largo de miles de millones de años.

Mientras que cree que para explicar el origen de los diversos sistemas bioquímicos es necesaria una inteligencia creativa, ha escrito argumentos devastadoramente poderosos contra la noción común de la evolución de que todo sucedió ‘por sí mismo’. Está claro que él no cree en el Génesis de la forma en que el Señor Jesucristo y los escritores del Nuevo Testamento obviamente lo hacían, es decir, como historia real.

3. El Dr. William Dembski de Texas es conocido como un brillante matemático.

Su obra más conocida es The Design Inference [‘La Inferencia del Diseño’].

Aunque él cree en un Diseñador y es cristiano, intenta discutir el tema creación versus evolución en público sin ni siquiera mencionar la Biblia, el libro que es la fuente de la verdad absoluta.

4. El Dr. Steve Meyer de Spokane, Washington, es un especialista en la filosofía de la ciencia.

Uno de los mejores comunicadores dentro de el movimiento del diseño inteligente, el Dr. Meyer ha demostrado que hay evidencias increíbles de diseño en la estructura de la molécula del ADN (su libro ‘DNA by Design’ será publicado este año).

Conclusión:

Los académicos citados en el artículo están causando impacto al exponer la teoría de la evolución está en bancarrota científicamente, y su trabajo puede ser eficazmente (aunque con cautela) usado por los ministerios creacionistas como un complemento del trabajo de los investigadores y científicos verdaderamente creyentes en la Biblia.

De todas formas, debería siempre tenerse en mente que ellos están simplemente rechazando la evolución (o por lo menos, la explicación ‘aleatoria’ de la evolución) en favor de una noción genérica de diseño inteligente, y esto no va suficientemente lejos.

Los hechos no son expuestos por ellos en un marco global basado sobre la historia real de la Biblia.

De hecho, como movimiento, no se ha presentado una visión global unificada con la cual retar la visión global dominante, atea, evolucionista, del establecimiento científico.

En resumen, uno de nuestros principales propósitos es edificar una forma de pensar completamente cristiana, mostrar a los creyentes y a los no creyentes también cómo el mundo puede ser correctamente entendido a través de los ‘lentes’ de la Biblia. Mostrar por ejemplo que los hechos del mundo real se alinean con las enseñanzas de la Biblia. Que el último Adán, obediente, derramó Su sangre en la muerte para vencer la maldición de la muerte y el derramamiento de sangre ocasionado por la desobediencia del primer Adán.

Ninguno de los teóricos del ‘diseño inteligente’ conocidos toma posición sobre el problema de los millones de años, y algunos abiertamente proclaman sus creencias en un mundo antiguo.

Esto mina el mensaje del evangelio, porque sitúa la muerte y el derramamiento de sangre ANTERIORMENTE al primer Adán.

Este mensaje del Evangelio es central a la Biblia, y finalmente, es la Palabra de Dios que no volverá vacía (Isaías 55:11), y no las palabras de los académicos quienes presentan argumentos para un diseño inteligente, aunque sean muy elocuentes.