Featured In

This Issue

En el zoológico de St. Louis, en Missouri, EEUU, hay una exhibición (que costó 17.9 millones de dólares) empapada de la doctrina evolucionista. Incluye una estatua que supuestamente es una reconstrucción de parte del esqueleto del famoso australopitecino conocido como 'Lucy', pero con pies que parecen de humanos.

El profesor asociado de anatomía y neurobiología de la universidad de Washington, Dr. David Menton, dice que los pies no están basados en los restos fósiles encontrados.

El uso común de la licencia artística en la reconstrucción de las características fisonómicas del cuerpo de 'hombres-simios' a partir de huesos, da rienda suelta a las especulaciones evolucionistas. Sin embargo, los artistas usualmente no representan equivocadamente los huesos. Pero en este caso, los pies y manos de este modelo en particular son simplemente incorrectos y engañan al público.

Dr. Menton cita referencias evolucionistas que muestran que las criaturas en estas especies tenían pies y manos que 'no se asemejan a las manos y pies humanos; en realidad, tenían dedos largos y curvados como los simios de hoy que viven en árboles.'

El profesor canadiense, David Buckna, ha contribuido al debate, poniendo un desafío por el Internet sobre esta estatua 'fraudulenta'. Dice que si la gente que visita esta exhibición fuera a ver una réplica exacta de Lucy en los árboles, con atributos típicos de los simios que viven en los árboles, la noción de la evolución humana sería puesta en tela de juicio. Lucy sería vista simplemente como un simio extinto.

El Dr. Menton, quien se quejó en 1989, dice, 'Creo que el zoológico debe dar una honesta representación de Lucy a toda la gente que ayudó a pagar la exhibición.'

Bruce Carr, el director de educación del zoológico, no tiene planes de corregir la exhibición. 'No podemos poner al día cada exhibición basada en nueva evidencia', comenta. 'Nosotros vemos la exhibición en general, y la impresión que ésta crea. Pensamos que la impresión que crea la exhibición en general, es correcta'. El Dr. Menton indica que si los pies de Lucy fueran mostrados en forma real, sería obvio que no encajarían con las famosas huellas fósiles Laetoli. Y éstas son de las mejores pruebas los evolucionistas tienen para mostrar la forma erecta de caminar de la especie de Lucy, sin embargo, las huellas son idénticas a las de ¡pies al de humanos!

La profesora Betsy Schumann, experta evolucionista de la misma universidad de la del Dr. Menton, admite que los pies del modelo 'probablemente no son exactas', pero cuando se le pregunta si el modelo debería ser cambiado, ella dice: 'absolutamente no.'

En otras palabras, no importa si la gente es indoctrinada en la evolución usando evidencias falsas porque, la 'evolucion es un hecho'. Los cristianos deben ver que ¡nos estamos enfrentando a una guerra religiosa-cultural de gran escala!

Las exhibiciones engañosas de los museos, contribuyen al esfuerzo mundial de reemplazar la cosmovisión Cristiana con la del naturalismo evolucionista ('todo se creo así mismo, nosotros no rendimos cuenta a nadie'). Tristemente, muchos millones de dólares de contribuyentes de impuestos apoyan estas exhibiciones de museos.

Basada en información del Dr. Menton y y del periódico St. Louis Post-Dispatch, 22 de julio, 1996.