Featured In

This Issue

El año pasado, investigadores reportaron evidencia de microbios en la estratosfera superior, y pruebas recientes han aparentemente confirmado su descubrimiento. Han sido noticias emocionantes, el descubrimiento de vida en el espacio, pero queda una pregunta: ¿era vida proveniente del espacio?

El descubrimiento de criaturas vivas a esta altitud de 41 kms es verdaderamente asombroso, pero no explica toda la atención prestada por los medios de comunicación. La razón real del interés es que los investigadores proclaman que este descubrimiento apoya la hipótesis de la ‘panspermia’, una idea sumamente marginada sobre el origen de la vida. Ésta es la creencia de que la vida evolucionó (y posiblemente todavía está evolucionando) ‘allá afuera’ en el universo, y que la Tierra fue ‘sembrada’ con esta vida hace unos 3.8 miles de millones de años. De hecho, algunos de sus proponentes creen que la vida microscópica todavía es llevada periódicamente a la Tierra en el interior de los cometas. Esta hipótesis fue propuesta en detalle por primera vez por el químico sueco y ganador del premio Nóbel Svante Arrhenius (1859–1927).

Primero, los hechos

De acuerdo con una publicación de prensa del Centro para la Astrobiología de la Universidad de Cardiff (Reino Unido):
‘Varios institutos de investigación en la India colaboraron en un proyecto de punta de lanza enviando unos equipos esterilizados llevados por globos a la estratosfera llamados ‘cryosamplers’. Se recolectaron grandes volúmenes de aire desde la estratosfera a alturas entre los 20 y 41 kms el 21 de enero del 2001. ... El Dr. Milton Wainwright del Departamento de Biología Molecular y Biotecnología de la Universidad de Sheffield ... aisló un hongo y dos bacterias de una de las muestras derivadas del espacio recogidas a 41 kms de altura. La presencia de bacterias en estas muestras fue luego independientemente confirmada. ... Los organismos aislados son muy similares a las variedades terrestres conocidas, ...[pero] debe enfatizarse que estos microorganismos no son contaminantes de laboratorio comunes.’1

De acuerdo con un trabajo impreso en las Cartas de Microbiología de la FEMS2, los investigadores pusieron mucho empeño para evitar la contaminación, y ellos demostraron ingenuidad en hacer que las muestras se reproduzcan. El Dr. Wainwright aisló dos especies de bacteria: El Bacillus simplex y el Staphylococcus pasteuri, y un hongo: el Engyodontium album. Él dijo que estas especies no son contaminantes típicos, y que nunca habían sido cultivadas en el laboratorio donde fueron aisladas.

Pero la ciencia real se termina aquí.

Ahora el resto

Cuando se interpretan observaciones científicas, es importante reconocer primero la tendencia que tiene el observador. La publicación vino del Centro de Astrobiología, dirigida por Chandra Wickramasinghe. Es uno de los que primero propuso la idea de que los cometas siembran vida en la Tierra, junto con Fred Hoyle. No es necesariamente malo tener una tendencia, tanto los creacionistas y evolucionistas las tienen. Lo que es importante es reconocerla.

La tendencia de Wickramasinghe, sin embargo, lo ha llevado a concluir mucho más allá de lo que la evidencia justifica. El descubrimiento de vida en el espacio no nos dice dónde se originó esa vida. Aun así Wickramasinghe dijo descaradamente al reportero de la United Press [Prensa Unida] que ‘los hallazgos apoyan la idea de la panspermia, la teoría de que los cometas no solo trajeron el primer organismo vivo a la Tierra hace 4 mil millones de años, sino también que deben estar haciendo eso en el tiempo presente.’3

El siguiente es el razonamiento que Wickramasinghe dio al reportero: Encontrar microbios como los que están en la Tierra es lo que su teoría ‘predice,’ el dijo, porque su teoría propone que las bacterias de la Tierra evolucionaron de los microbios del espacio en primer lugar. ‘Están estrechamente relacionados con las bacterias conocidas de la Tierra, pero eso es lo que la teoría de la panspermia predice,’ Wickramasinghe explicó.

Pero de hecho, esto es también lo que una hipótesis mucho más mundana pronosticaría. A saber, esas bacterias de la Tierra fueron llevadas por el aire a 41 kms al espacio. Usted esperaría que las muestras en el espacio fueran similares a las bacterias en la Tierra. Pero si usted hipotetiza que las bacterias llevadas en el espacio se adaptaron a las condiciones cambiantes de la Tierra durante miles de millones de años—a través de incontables trillones de generaciones de bacterias, entonces usted no espararía que muestras modernas del espacio sean idénticas a las bacterias en la Tierra.

Tal como ReG dijo en su reporte preeliminar (Vida del espacio?), hay algo extraño sobre una afirmación de que es más probable para las bacterias venir de cometas distantes, con trillones de kms de distancia, que desde la Tierra, 41 kms de distancia.5 Los datos ciertamente no nos llevaron a esta conclusión—es algo que los investigadores creían antes de llegar a cualquier evidencia.

De cualquier manera puede ser contaminación

El Dr. Wainwright, quien aisló a las bacterias y al hongo, fue honesto y dijo que siempre hay un peligro de contaminación, aun bajo las mejores circunstancias. Sin ninguna otra investigación sobre el espacio, él solamente puede decir que ‘la lógica interna ... señala fuertemente’ su creencia de que las bacterias y el hongo no son contaminantes:

‘La contaminación siempre es una posibilidad en tales estudios, pero la “lógica interna” de los hallazgos señala fuertemente que los organismos fueran aislados en el espacio, a una altura de 41km ¡Claro está, los resultados habrían sido aceptados con más gana y loados por los críticos si hubiésemos aislado organismos nuevos, o algunos con la escritura NASA sobre ellos! Sin embargo, sólo podemos reportar en buena fe lo que hemos encontrado.’1

El origen de la vida, un problema insuperable

Ya sea que vino del espacio o de la Tierra, el origen de los primeros microorganismos sigue siendo un enorme problema para los evolucionistas. De hecho, el problema fue el motivo detrás de la panspermia en primer lugar. El pionero moderno de la panspermia, Arrhenius, fue también motivado por ‘el fallo de repetidos intentos hechos por eminentes biólogos de descubrir un sólo caso de generación espontánea de vida.’6 Francis Crick, un prominente abogado de la ‘panspermia dirigida’ (siembra de vida deliberada por los extraterrestres) fue también motivado por los repetidos fracasos de la ‘evolución química.’ Como Wickramasinghe explicó a space.com, es matemáticamente imposible que la vida haya evolucionado en la Tierra:

‘El inicio de la vida desde una sopa primordial en la Tierra es un mero artículo de fe que los científicos están considerando difícil de despojarse. No hay evidencia experimental para apoyar esto en el tiempo presente.

‘Ciertamente todos los intentos de crear vida de la no-vida, comenzando desde Pasteur, no han tenido éxito. Además, evidencia geológica reciente indica que la vida estaba presente en la Tierra hace unos 3.6 miles de millones de años, en un tiempo en el que la Tierra estaba siendo golpeada por impactos de cometas y meteoritos, y ninguna sopa primordial podría haberse esperado que se preparara.

‘No todos los microbios en el espacio interestelar sobrevivirían, claro está, pero la supervivencia de aún una fracción de microbios dejando un sistema solar y alcanzando el próximo lugar de formación de planeta sería suficiente para que la panspermia fuera abrumadoramente más probable que iniciar la vida de la nada en un nuevo lugar.’

‘Las probabilidades en contra de que los microbios sobrevivan tal expedición espacial palidece a la insignificancia cuando se compara con las probabilidades insuperables contra el iniciar la vida nuevamente en un estanque pequeño y tibio en la Tierra.’7

Pero Hoyle y Wickramasinghe se dieron cuenta que las probabilidades eran muy improbables aún cuando todo el universo fuera una sopa primordial. Aun las bacterias más simples son demasiado complejas para haber evolucionado, debieron haber sido creadas. Hoyle y Wickramasinghe creyeron que el creador estaba dentro del cosmos, pero Génesis lo pone muy claro en cuanto a quién era el Creador, y nos dice que El creó la vida hace unos 6,000 años.

Referencias

1. Microorganismos aislados en el espacio, publicación de prensa de la Universidad de Cardiff, SciTechLibrary.com <http://www.sciteclibrary.com/eng/catalog/pages/4327.html>, 24 December 2002.

2. Wainwright, M. et al., Microorganismos cultivados de muestras de aire estratosférico obtenidas a 41 km, Cartas de Microbiología del FEMS 218(2), en prensa, 2002.

3. Mitchell, S., Científicos hallan evidencia de vida en el espacio, <http://www.upi.com/view.cfm?StoryID=20021216-052639-6668r>, 17 de diciembre 2002.

4. El anuncio de prensa del Centro de Astrobiología dijo la misma cosa: ‘El nuevo trabajo de Wainwright et al. es consistente con las ideas de Hoyle y Wickramasinghe que de hecho predicen la entrada continua de organismos “modernos” a la Tierra. En años y meses recientes ha habido un cuerpo creciente de evidencia que puede ser interpretada como apoyo a la teoría de la panspermia—e.g. los atributos de supervivencia del espacio y el endurecimiento general de las bacterias en el espacio.’

5. Cómo las bacterias podrían haber viajado tan alto en la estratosfera todavía es un misterio sin resolver, ya que parece desafiar la gravedad. ‘Mecanismos posibles por los cuales estos organismos pudieron haber alcanzado tal altura’ es uno de los tópicos que cubre el documento que Wainwright et al. Publicaron en sus experimentos. Ellos argumentan que erupciones no volcánicas habían tenido lugar por la menos dos años antes de que las muestras se tomaran, y aseveran que ningun evento meteorológico podría explicar la densidad de bacterias que ellos creían que debía haber en la estratosfera (si hubo suficiente para ellos encontrar muestras en la pequeña área que buscaron).

6. Arrhenius, S., Panspermia: la transmisión de vida de estrella a estrella, Scientific American 196:196, 1907.

7. Britt, R., Panspermia Preguntas y Respuestas: guiando al proponente Chandra Wickramasinghe, <http://www.space.com/searchforlife/chandra_sidebar_001027.html>, 27 de octubre 2000.