(Florence, Kentucky) --Ahora que el juez de apelación ha decidido que la rezonificación del terreno para el museo creacionista fue manejado en una manera apropiada por el condado de Boone (Kentucky), AiG está intensificando sus esfuerzos para desarrollar el plan maestro para la zona. La pintoresca propiedad está localizada cerca de Cincinnati. Entre los numerosos arquitectos, diseñadores, ingenieros y contratistas que han estado en contacto con AiG, la elección de quien va a ser seleccionado para el diseño final y para el equipo de construcción del proyecto de 95 mil pies cuadrados (el cual incluye un edificio para las oficinas centrales), va a ser hecho por Mike Zonath, director de proyecto y administrador general.

AiG también está haciendo planes finales para cerrar la venta de 47 acres pastorales (localizados a unas cuantas millas de distancia al oeste del aeropuerto más grande en Cincinnati y a lo largo de la carretera interestatal I-275. "Esto es, por supuesto, un momento excitante para el proyecto del museo" declaró Ken Ham, director ejecutivo del ministerio que apoya la Biblia, Respuestas en Génesis (AiG por sus siglas en inglés). "Con la demanda al frente de nosotros, no podemos esperar para desarrollar nuestra creatividad para diseñar nuestro pasaje por la historia del mundo de acuerdo a la Biblia.

Yo ruego que podamos comenzar contrucción en los próximos doce meses".

El museo creacionista será construído mientras sigan llegando donaciones. El señor Ham piensa que la primera fase del museo (10 mil pies cuadrados que están mayormente ocupados por grandes modelos de dinosaurios y otras exhibiciones de primera categoría que han sido coleccionados de antemano) podría ser abierto al público dentro de dos años. Como cientos de personas en la región han venido a servir de voluntarios ofreciendo servicios de electricidad, plomería, carpintería y demás, el tiempo proyectado de dos años es una meta realista.

El museo creacionista presentaráuna alternativa con un ambiente familiar a todos los museos del país dominados con la filosofía evolucionista. La colección de exhibiciones de AiG (guardadas en tres grandes almacenes) tiene un costo estimado de 7 millones de dólares. Cuando esté terminado, promete competir con muchos de los museos de historia natural en el medio oeste de los Estados Unidos de América.

Por la expocisión que ha adquirido el proyecto, el museo tiene el potencial de convertirse en una gran atracción en el medio oeste del país. La propiedad está localizada a una distancia de un día por automóvil de dos terceras partes de la población de los Estados Unidos de América.